VoVe Noticias Tucumán

El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio
Deportes

Si la AFA reestructura el torneo, los equipos del interior serán perjudicados

San Martín quedará afectado por las reformas que plantean la AFA presidida por Claudio Tapia.

Captura web.

La escena ocurrió el lunes, a la salida de la cancha de Los Andes y después del triple cachetazo recibido ante Riestra, pero también podría ocurrir esta mañana, en el regreso del equipo de Rubén Forestello a la provincia, o en los próximos días: son horas en las que, en la cancha y en los escritorios de la AFA, San Martín y el resto de los clubes del ascenso “juegan” dos temporadas a la vez: la actual y la siguiente. Pero como el caso atañe especialmente a los equipos de la B Nacional, y aún más en particular a los del Interior, en La Ciudadela pispean el tema con atención.

Daniel Galina y el manager futbolístico Martín Seri, hablaron sobre la decisión de la AFA de reestructurar los torneos después del Mundial de Rusia. Los dirigentes, desde ya, respondieron como lo haría cualquier hincha de San Martín, aludiendo a un posible ascenso a Primera: “Nosotros no queremos jugar en la B Nacional la próxima temporada”. Pero una vez aclarado ese punto, coincidieron en que una reestructuración no sería una buena noticia para el club.

El tema es que, si el equipo de Forestello no asciende, San Martín quedará afectado por las reformas que plantean la AFA presidida por Claudio Tapia. La semana pasada se realizaron las primeras reuniones de dirigentes y en los próximos días la idea tomará fuerza, aunque la decisión final recién se anunciará a fines de marzo. El primer punto es más coyuntural y urgente: como la Conmebol le pidió a la AFA que adecúe su temporada a las del resto de los campeonatos sudamericanos, el fútbol argentino pasaría a jugarse de febrero a diciembre, por lo que haría falta un semestre de transición, y es probable que se juegue después del Mundial de Rusia. En ese caso se debe determinar cuántos ascensos y descensos habría en diciembre, cuando termine el eventual segundo torneo de 2018.

Pero el tema de fondo, en especial para San Martín y los equipos del Interior, es otro. La AFA tiene serias intenciones de zonificar la B Nacional. Ex presidente de Barracas Central, y en permanente contacto con otros dirigentes de clubes porteños y bonaerenses, Tapia hace rato que aboga para que esos equipos eviten los traslados al Interior y revivan una suerte de “gran Primera B Metropolitana”, con partidos como, por ejemplo, Morón-Chicago, clásicos de la década del 80 y 90 que en los últimos años quedaron diluidos. La razón que dan los dirigentes porteños es repetida desde hace años: dicen que, a diferencia de varios equipos del Interior, no cuentan con gobernaciones que les solventen los gasto.

Antecedentes

La posible zonificación de la B Nacional no es nueva: ya ocurrió entre 1996 y 2001. El tema es que sería una reubicación con curiosos criterios federales: no sería dividir al país en dos partes geográficas, norte-sur, sino distritales, Capital Federal y resto de la Argentina (de 1996 a 2001 se las denominó “Zona Interior” y “Zona Metropolitana”). San Martín sería uno de los más perjudicados, pero no el mayor: Guillermo Brown de Puerto Madryn debería seguir viajando a, por ejemplo, Jujuy y Corrientes. En cambio los equipos bonaerenses y porteños no se moverían de un radio mayor a los 50 kilómetros. No parece una medida justa.

“Por ahora solo fueron reuniones informales, veremos cómo sigue -dijeron los enviados de San Martín a Buenos Aires, el lunes pasado-. Los clubes de Buenos Aires tienen un problema y se buscan una solución que perjudica al resto. Si es que terminan haciéndose dos zonas, los clubes del Interior tendríamos que viajar por todo el país y ellos harían un viaje de un barrio a otro. Y además tendríamos que pasar a viajar en colectivo, ya no en avión, y para eso tenés que salir como tres días antes del partido. San Martín no tiene problemas económicos, pero deportivamente sería una resolución injusta. El cambio, de concretarse, no nos convendría”, señaló Galina. Según el dirigente, San Martín viajó la temporada pasada unos 25.000 kilómetros.

Por último, también habría un cambio en la nomenclatura. Ya con la Superliga reemplazando al viejo nombre de Primera División, las dos zonas de la B Nacional pasarían a llamarse “Primera A Interior” y “Primera A Metropolitana”, pero no deja de ser maquillaje.

Lo único que quiere San Martín es ascender a Primera (y el sábado deberá mostrar una reacción ante Estudiantes de San Luis). Y de paso, evitar una reestructuración injusta.