El tiempo - Tutiempo.net
Inicio Actualidad Política TucZone Deportes Vida&Ocio Diálogo A.
Denuncia

Una empresa tucumana habría encerrado a su personal para obligarlo a trabajar fuera de horario

Un grupo de trabajadores de una empresa de camiones denuncia que, luego de haber enfrentado a los propietarios por encerrarlos en un depósito, se les prohibió el ingreso a sus puestos de trabajo esta mañana.

Personal de las fuerzas de seguridad no permitieron el ingreso a los trabajadores esta mañana.

Fuerte denuncia contra una empresa de camiones de Tucumán. Trabajo en negro, recibos de sueldo con montos falsos y condiciones laborales deplorables fueron los motivos que llevaron a un grupo de trabajadores a enfrentarse a los dueños de la compañía. Esto provocó que los propietarios les prohibieran esta mañana el ingreso a sus puestos de trabajo, dejándolos en la calle sin previo aviso.

“Son 60 empleados en negro. Nos pagan $370 por día, sin viáticos”, inicia contando El Santiagueño, uno de los empleados que se puso al hombro la protesta para ayudar a sus compañeros.

Sumado a todas estas complicaciones, en el depósito de la empresa de transporte de alimentos, ubicada sobre la avenida Pedro Miguel Aráoz, sucedía un hecho insólito y aberrante. “Trabajábamos entre 13 y 14 horas diarias. Cuando venían camiones con mucha carga cerraban la puerta y pedían a los encargados de la puerta que no dejen salir a nadie para trabajar bajo presión”, relata el empleado.

Con siete años en la empresa, El Santiagueño cuenta que durante cuatro años estuvo trabajando en negro y hace tres logró ser blanqueado, pero con un sueldo falso. “En la boleta de sueldo figuraba $19 mil pesos, cuando nunca cobré eso. Me obligaban a firmarla porque, si no, quedaba sin trabajo”, explica.

Hace un tiempo, los empleados habían logrado que la empresa firme un acuerdo ante escribano público para que sean garantizados los derechos laborales, pero este convenio nunca fue respetado. Además, tanto empleados como sus familias habrían recibido amenazas.

Además, según el relato de El Santiagueño, esta reconocida empresa que transporta mercadería a los supermercados más importantes de la provincia no cumple con las mínimas normas de higiene en el lugar y no tiene un control especial sobre la mercadería.

Este sábado y domingo la historia tuvo un quiebre inesperado: como acto de revancha por parte de los propietarios de la empresa ofuscados por haber sido denunciados, los depósitos fueron despojados y los camiones desviaron sus recorridos.

Sumando a los 40 empleados de la sucursal en Buenos Aires, a quienes también se dejó sin trabajo tiempo atrás, son 100 familias las que quedaron sin un ingreso para sus hogares.

 

Facundo Fernández